San Martín del Castañar

San Martín del Castañar, localidad que posee una gran riqueza cultural y un importante patrimonio histórico-artístico muy bien conservado, principalmente la arquitectura tradicional de la zona, la serrana, se encuentra en la Sierra de Francia, sobre una atalaya dominando el curso del río Francia. El pueblo, enclavado en un maravilloso entorno natural, como en todo el Parque Natural Las Batuecas-Sierra de Francia, al cual pertenece, se asienta sobre poblamientos remotos, como atestigua diversos restos de época romana, principalmente un puente, restos de calzada  y una estela romana, la cual se encuentra actualmente en el atrio de la iglesia. Pero es entorno al siglo XII, durante la repoblación cristiana, cuando surge la localidad confiriéndole su carácter medieval con algunos elementos que han perdurado a través del tiempo hasta hoy día. Sus construcciones, sus calles encajonadas y sus pequeñas y acogedoras plazas son típicos de la zona, con puro sabor serrano, en un aprovechamiento absoluto del espacio, por lo cual las casas, levantadas con materiales autóctonos (piedra, ladrillo, adobe y, sobre todo, madera, lo que hace posible la arquitectura entramada que caracteriza a la comarca) se encuentra muy próximas unas a otras, careciendo de alturas alineadas. Por ello y por los edificios singulares de la localidad, San Martin del Castañar fue declarada Conjunto Histórico Artístico en el año 1982. La mayoría de las edificaciones son las realizadas con una arquitectura entramada, en donde el único piso construido totalmente en piedra (de mampostería o sillarejo generalmente) es la planta baja. Pero algunas viviendas presentan la fachada construida únicamente en piedra. Eran las viviendas de las familias hidalgas o miembros del clero, únicos que podían costearse la mano de obra de los canteros, quienes labraban la piedra. Algunas de ellas presentan blasones o elementos de cantería en dinteles y jambas que denotan su antigüedad y la categoría de sus moradores. En muchas de las ocasiones los balcones de los dos tipos de construcciones convierten las fachadas en magníficos jardines colgantes. Pero San Martín del Castañar no es sólo su entramado urbano típico de la zona, sino es la suma del este y del rico entorno del que goza, al estar rodeado de plena naturaleza, bosques de alisedas, melojares y castañares, que unido a la variedad de su fauna, en los que destacan el buitre negro, la cigüeña negra, el águila perdicera y real, hará a quien le guste el turismo rural disfrute de su estancia en la localidad serrana. Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de sus bellos parajes a través de las diversas rutas locales de senderismo señalizados que posee como la Ruta de San Martín del Castañar – La Alberca o Asentadero – Bosque de los espejos, camino circular con obras de arte en su recorrido que discurre entre el propio municipio y las localidades vecinas de Sequeros y Las Casas del Conde.

No se encontraron entradas.